02
Oct

Abrir la cocina al salón

Abrir la cocina al salón es una de las soluciones más demandadas en la actualidad y una de nuestras favoritas. Es la mejor manera de conectarla con el resto de estancias de la casa y ganar amplitud para favorecer la vida en familia.
Pero se trata de una decisión importante que tiene que ser muy meditada. Conoce a través de estas líneas los aspectos que los profesionales tenemos en cuenta para que tu decisión sea un gran acierto.
Conocer el motivo para integrar la cocina al salón resulta de gran ayuda. La respuesta es la clave del diseño del proyecto. Tener más luz, una zona amplia de cocinado o más zona de estar, mayor necesidad de almacenaje, recibir a la familia o a los amigos en torno a unos fogones para cocinar juntos o sencillamente tener espacios abiertos que dan mayor amplitud al conjunto.
Conectar visualmente ambos espacios y darle la proporcionalidad justa a cada uno de ellos para que el conjunto goce de una armonía resulta clave. Para ello utilizamos islas o penínsulas pero una mesa puede ser ese elemento que buscamos.
Aliarte con los elementos arquitectónicos que aparecen en el derribo. Integrar vigas y pilares que en ocasiones dan un toque excesivamente industrial con una decoración acogedora y con personalidad.
Distribuir y agrupar las diferentes áreas de trabajo para facilitar la tarea y los desplazamientos. Cocinar, lavar, preparar o simplemente estar y disfrutar.
Cuida mucho la elección del nuevo electrodoméstico no solo desde el punto de vista técnico sino estético. Apuesta por una extracción que evite humos y olores, escoge lavavajillas y lavadoras preferiblemente integrados y silenciosos; y cuida el detalle, como el color del acabado de los aparatos eléctricos, los tiradores y sus líneas para que se integren a la perfección con el estilo de tu cocina.